Programa de Campo


Plataforma de Estudio

R/V Hermano Gines
R/V Hermano Gines (Fig. 5)


El programa CARIACO fue establecido en Noviembre de 1995 a través del patrocinio de la National Science Foundation de los Estados Unidos de América (NSF) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT). Este esfuerzo conjunto ha involucrado cinco de las mayores instituciones venezolanas y tres universidades en los Estados Unidos de América. La infraestructura es también una contribución del Programa International Geosphere-Biosphere Programme's Land-Ocean Interactions in the Coastal Zone (IGBP/LOICZ).

Mensualmente cruceros oceanográficos hacia la estación de CARIACO (10,5° N, 64,67° O) han sido realizados desde Noviembre de 1995 con el fin de examinar la hidrografía, la producción primaria y el flujo estacionario de material particulado. Nosotros utilizamos el barco R/V Hermano Gines (Fig. 5) de 75 pies de la Fundación La Salle de Ciencias Naturales (FLASA) localizada en la Isla de Margarita, Venezuela. El agua es recogida con botellas que son cerradas automáticamente a cualquier profundidad a través de un control computarizado. Doce botellas están adheridas a un dispositivo denominado CTD (conductivity-temperature-depth meter) el cual posee también una sonda de oxígeno, un fluorometro para la estimación de clorofila-a y un transmisómetro. Los datos son leídos continuamente en la pantalla de una computadora a bordo del barco a medida que el dispositivo es descendido hasta aproximadamente 1.380 m. de profundidad, el fondo de la Fosa de Cariaco. Las muestras de agua son analizadas mediante varios parámetros incluyendo biomasa de fitoplancton, nutrientes y concentración de carbono, disueltos y particulados, y tasas de productividad primaria. También medimos la producción bacteriana total. Los vientos son medidos en el aeropuerto Santiago Mariño (10,9° N, 63,96° O).

Para medir el flujo de partículas sedimentadas, utilizamos cuatro trampas de sedimento colocadas a 275, 455, 930 y 1225 m. en un amarradero. Estas trampas con forma de embudo, están sincronizadas para recolectar muestras durante períodos de 2 semanas en una serie de jarras. Las trampas son recuperadas y re-desplegadas cada 6 meses (Mayo y Noviembre), y las muestras son utilizadas para estimar carbonato, carbono orgánico, nitrógeno y flujos de sílice biogénico y varios otros parámetros geo-químicos.